domingo, 13 de junio de 2010


el envejecimiento
y el tiempo es evidente
que son proporcionales directas,
fuiste un niño,
eres un adulto,
serás un anciano, pero tambien son
proporcionales inversas si nos referimos
al mundo del subconsciente, de los sueños,,,

el pasado es una especie de anciano, oculta su vulnerabilidad con su dureza, la experiencia les hacen desconfiar de las personas, sus consejos están cargados de pesimismo, es rencoroso, frío, desvalido, no se puede hacer cambiar a un anciano,

el presente es un estado de adulto, estabilidad, sin tiempo suficiente, solo se encarga de las tareas cotidianas, su vida es rutina, su pasado fue mejor, aplaza sus proyectos para el futuro, solo vive por su niño

el futuro es un niño cargado de energía,lleno de sueños, de esperanza,
de ilusión e inocencia que su cuerpo y personalidad no están definidas aun, hasta saber quien es, todo lo puede conseguir,

el anciano le enseñará al adulto a ser un niño

No hay comentarios:

Publicar un comentario